Sexualidad Sagrada en el cotidiano

Hoy quiero traer algunas reflexiones y descubrimientos que he ido realizando a lo largo de mi viaje a través del encuentro con mi energía sexual, con la Sexualidad Sagrada, que me han servido para aclarar algunas creencias que tenía y que me limitaban en mi visión de la Sexualidad.

“Quieres rollo?”

En primer lugar, observo que el tema de la Sexualidad Sagrada se emplea en algunos ámbitos como una manera de acceder a tener relaciones sexuales con otr@s desde un espacio quizás menos directo o “más espiritual” que el antiguo “Quieres rollo?”, pero al final, el lugar interno desde el que se propone sigue siendo muy parecido al patrón de compartir cuerpos, sin más, con un sexo genitalizado, y que, en muchas ocasiones, está influenciado por el porno o lo que en la mente se considera erótico…

Este tipo de sexualidad es fabulosa cuando se es consciente de que es esto lo que quieres y compartes con otra persona.. para mí dista mucho de lo que considero Sexualidad Sagrada.. ya que en primer lugar, cuando inicias este camino, es un viaje en solitario, principalmente, para encontrarte contigo mism@, con tu energía sexual, entendiendo ésta como la energía de Vida, como el Vivir en el Placer continuo a través de las sensaciones, a través de lo que recibes por tus sentidos..

Despertar el Cuerpo

Consiste en despertar el Cuerpo y la Escucha de sus mensajes, para, desde el vientre, poder darte cuenta de que SÍ y que NO quieres en tu Vida, desde la escucha de la sabiduría de tu parte animal, de hacia donde te lleva tu Cuerpo, considerando tu Cuerpo como el Templo Sagrado que te alberga y que es tu vehículo en esta Vida… desde ese lugar comienzas a escoger con mucho más cuidado hacia ti mism@ y mucho más Amor con quién quieres compartir tu tesoro..

Conectar con el Corazón y la Pineal

Ya en conexión con tu animal interno, conectamos ese instinto al Corazón, el centro que te lleva a Vivir sintiendo que eres Amor, que no tienes que buscarlo en ninguna parte, ya que tú ya eres Amor… y desde esa consciencia te llenas de ti y cuando llegas al encuentro (no solamente sexual, si no de cualquier tipo) con otra persona llegas desde la abundancia y el querer compartir, y no desde la carencia y el anhelar que otr@ llene tu vacío…

Y conectamos también con la glándula Pineal, el centro que nos lleva a sentir la Divinidad en cada un@ de nosotr@s, porque somos infinit@s, porque esa es nuestra verdadera identidad, nuestro Sat Nam, como decimos en Kundalini Yoga..

Sexo, Amor y Consciencia en el día a día

Para mí, en esto consiste la Sexualidad Sagrada, mucho más allá del encuentro sexual con otras personas (que también cuando hay esta conciencia), en esa fusión interna de la polaridad masculino/femenina que habita en cada Ser, en esa Unión entre el Sexo, el Amor y la Consciencia. Y esto llevado al día a día, a lo cotidiano, aquí está el gran reto… ya que si sólo se queda en una clase, un taller, un retiro, no sirve!!

Propuesta para tu cotidiano – Alinéate

El Alineamiento es la práctica fundamental para hacer cada día.
Es la forma de “volver a ti” y tomar consciencia de la unidad que eres.
Yo te recomiendo que la incorpores a tu cotidiano, cada día, antes de levantarte completamente de la cama…
… respira de arriba-abajo, conecta con el sol, y de abajo-arriba, conecta con la tierra que te sostiene.
Inspira,Exhala…Inspira,Exhala…
… Siente al mismo tiempo cabeza y pies. Siente los pechos, los genitales… pon atención completa, esférica, de estar dentro de ti, de sentir qué acontece ahí dentro (qué emoción hay en mí, qué pensamiento…) pero sin irte a ello, como pura espectador@.
Durante el sueño, tú, yo, todos… nos vamos del cuerpo; al comenzar el día con el alineamiento, volvemos al cuerpo, encarnamos y créeme que te va a ayudar a metabolizar mejor el día.
Practica el Alineamiento cada vez que te des cuenta de que te has ido a la mente de nuevo y al emocional… ponte a ello cuando vas andando, cuando estás comiendo, cuando estás en tu ordenador, cuando bailas…
Inspira,Exhala…Inspira,Exhala…
Y así permanece el tiempo que puedas y quieras darte.
Arriba en la mente, recibimos, tenemos ideas, sueños, proyectos, creaciones… pero tienen que bajar a la carne, tienen que hacerse experiencia y eso pasa por sentir nuestro útero, nuestra vulva… y parece que se hace difícil encarnar en el cotidiano todo eso que vivimos en el mundo de arriba, de nuestra mente.
Somos una unidad de la cabeza a los pies, somos un sistema perfecto, nuestra biología tiene todo lo que tiene que tener para transitar la vida.
Eres un flujo de placer continuo, de amor radiante y de consciencia divina.

Qué lo disfrutes!! Si quieres me puedes contar tu experiencia en comentarios y puedes contactar conmigo si sientes el impulso de iniciar tu proceso, aquí tienes más información. Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *